CERRAR [X]
Historia de vida de Silvia
“He dejado de sentir que arrastro a otra persona conmigo, me siento bien y llevo una vida saludable.”
Silvia ha perdido 40 kg en un año y se mantiene en su peso saludable.

Silvia: "A los 3 años era una nena flaquita, delgadita, y como no comía mucho el pediatra le recomendó a mi mamá que me diera un jarabe para empezar a comer; lo que me hacía comer y dormir. Ese mismo pediatra, cuando tenía 8 años me puso a dieta. Desde ese momento todo fue dieta, traspié, dieta, traspié y así sucesivamente. Me enteré de que la Dra. Maria ofrecií un tratamiento médico de pérdida de peso, le consulté y me puse en sus manos porque no me iba a hacer tomar nada que fueran pastillas, polvitos, gotitas... ¡Y salimos adelante! En dos meses ya había bajado 16 kilos, y en un año, 40. La Dra. María nunca me abandonó".

Dra. María: "Recuerdo que Silvia, al principio del tratamiento, estaba preocupada por el perfil endocrinológico de su salud. Yo siempre digo "batalla ganada" cuando el paciente desea conseguir un peso saludable y permanecer en él."

Silvia: "El cambio es inmediato, no sentís hambre ni ganas de comer y ves que el esfuerzo que estás haciendo merece la pena y seguís adelante. Gracias al Método PronoKal y a la Dra. María he dejado de sentir que arrastro otra persona conmigo, me siento bien y llevo una vida saludable."

Dra. María: "Bajar de peso requiere un esfuerzo, pero es fácil si uno tiene un recurso como el Método PronoKal con el que te están diciendo listo, ya está. Cuando un paciente al final del tratamiento te dice ¡cuánta razón tenías!, éste tiene muchas posibilidades de no volver al peso inicial."

Fijarse una meta, tener constancia en ella y seguir adelante son las claves de esta historia. A Silvia le parecía un sueño conseguir un peso saludable, pero lo cierto es que su salud ha mejorado y ha incorporado a su estilo de vida hábitos saludables gracias a los cuales mantiene sus resultados a largo plazo.
Siguenos en:
Con el apoyo de:
Ver más historias de vida
CERRAR [X]